El arquetipo Dama y los Cataros

El arquetipo Dama y los Cataros
FSH, Tomo IX, -E- La Estrategia Hiperbórea de los Cátaros del Siglo XIII. Pero no se trata aquí de una diferenciación "racial", de origen biológico, que se manifiesta en distintas actitudes psicológicas frente al sexo y a la mujer, sino de un "carácter adquirido" por los occidentales y que registra un momento preciso de aparición histórica: el siglo XIII. Concretamente, fueron los Cátaros quienes, en el marco de su Estrategia A2, planearon la mutación colectiva de la civilización occidental y lanzaron, para ello, el movimiento de los trovadores. Los Cátaros tenían dos problemas que resolver. El primero, del que volveremos a hablar, era que los Druidas Benedictinos con su revolución gótica basada en la Kábala Acústica produjeron unas máquinas infernales que tenían, y tienen, el poder de "sintonizar" al habitante de Europa con el Arquetipo psicoideo de la raza hebrea que, como dijimos, fue actualizado por Jesús-Cristo. Esas máquinas de piedra son las catedrales góticas; y contra ese poder plasmador apuntaba en primer término la Estrategia de los "hombres puros". El segundo problema era que, según enseña la Sabiduría Hiperbórea, "para mutar a una comunidad humana es necesario contar con una enorme cantidad de energía psíquica colectiva, sustraída del proceso de los Arquetipos psicoideos del Demiurgo". Ya se verá, al estudiar las leyes de la Estrategia Psicosocial de la, que tal energía debe ser "contenida" en un Arquetipo psicoideo o egrégoro CONSTRUIDO PARA TAL FIN por iniciados berserkir debidamente instruidos en la Sabiduría Hiperbórea. Por ahora nos interesa señalar que, en este caso, dicho Arquetipo fue efectivamente creado por los Cátaros y que correspondía a LA IMAGEN DE LA MUJER LUCIFÉRICA, LILLITH. Pero este arquetipo fue plasmado en la psicoesfera terrestre como una acción de guerra del mismo Lúcifer quien, DESDE ATRÁS DE VENUS, CON EL RAYO VERDE, PROYECTÓ LA IMAGEN DE SU ESPOSA LILLITH. De modo que el Arquetipo de "La Dama", tal su nombre profano, correspondía a un espíritu hiperbóreo CUYO SEXO NO SE ENCUENTRA ASOCIADO A LA FUNCIÓN DE LA PROCREACIÓN BIOLÓGICA. Justamente, la energía con que se alimentaría al Arquetipo Dama sería obtenida de la sublimación libidinosa que el caballero haría de su energía sexual al buscar, en las mujeres comunes, el rostro de la mujer hiperbórea, de la cual habla la Canción de Amor de los Siddhas en la sangre de los viryas perdidos. Y tal es la característica del Arquetipo Dama, su disociación sexual, que el caballero sólo puede proyectarlo sobre mujeres "inalcanzables", "lejanas" o "ajenas" y jamás en una que pueda ser poseída fácilmente. Es tan rigurosa esta condición que la Dama amada, es decir la mujer en quien el enamorado proyectó el Arquetipo, se transforma en una "mujer común", "pierde su encanto", se descompone la "belleza", cuando se la "conquista" y posee. Entonces el amor se transforma en dolor y el caballero, desengañado, se ve impulsado a buscar nuevamente otra Dama inalcanzable a quien adorará y tratará de conquistar. A partir de la plasmación del Arquetipo Dama se genera una tendencia a la idealización de la mujer que no registra antecedentes históricos anteriores al siglo XIII. Posteriormente se demuestra que un Arquetipo psicoideo sólo puede ser conciencializado cuando ha sido DESCRIPTO. Para que actúe, pues, socialmente un Arquetipo que fue plasmado sin intervención del Demiurgo –para que pueda ser buscada La Dama- es necesario que alguien lo "describa", es decir, lo revele al pueblo. Y ésa era, justamente, la misión esotérica de los trovadores provenzales: describir a La Dama; hacer recordar al virya europeo la imagen primordial de la mujer hiperbórea; despertar su Minne. Pero, para describir algo, es preciso haberlo visto antes. ¿Adónde obtuvieron los trovadores su visión previa de La Dama?: de su iniciación cátara en el Languedoc francés, adonde aprendieron la "galla ciencia" y a "trovar clus". La Dama, RODEADA DE CERCOS DE PIEDRA (torres o murallas) que SE DESCRIBÍA en las canciones de amor, es una clara prueba del origen estratégico-hiperbóreo que exhibía el saber de los trovadores. El segundo problema que debían resolver los Cátaros planteaba la necesidad de que la sociedad europea dispusiera de una cierta energía psíquica colectiva como requisito previo a su mutación. Ya vimos parte de la solución adoptada: la plasmación de un Arquetipo psicoideo que tendría por finalidad provocar la sublimación erótica en el virya medieval. Nos falta determinar ahora de qué manera este Arquetipo podría ser la solución para el segundo problema. Podremos saberlo si recordamos que un Arquetipo psicoideo se nutre de energía psíquica, tomada del "inconsciente colectivo universal", mediante la cual se desarrolla su proceso evolutivo. Para obtener tal energía el Arquetipo "captura" la atención del yo emergiendo ante su vista como objeto cultural de la superestructura; el Arquetipo Dama, que es "psicoideo", es decir "exterior", no obra de diferente manera. Veamos cuál es el mecanismo característico. Cuando el caballero experimenta DESEO SEXUAL, "gatilla" la emergencia consciente del Arquetipo Dama estableciéndose, de inmediato, la CERTEZA de que la mujer deseada (a quien puede efectivamente "tocar" o "poseer") NO ES LA DAMA DE SUS SUEÑOS, la mujer ideal. Vista "de lejos" la mujer de carne es una representación de La Dama; y su contemplación, o el deseo de ella, alimenta al Arquetipo con energía tomada de la libido. Pero si "el acercamiento" es suficiente como para culminar con el apareamiento sexual, en el cual se ha "invertido el sentido de la energía", entonces el Arquetipo Dama se retira, "bajo el umbral de captura", y la mujer de carne queda librada a sus propios "encantos". Al romperse el hechizo, es probable que el deseo aumente de manera inextinguible; pero no hacia la mujer de carne que ha sido desvalorizada por la ausencia de los atributos ideales, sino hacia otra "mujer ideal" en la cual se repetirá el proceso del Arquetipo. El Arquetipo "cuenta" con esta reacción, que él mismo provoca, para nutrirse permanentemente: es su modo de proceder. Naturalmente el Arquetipo Dama es un egrégoro terrible en el cual los Cátaros confiaban almacenar suficiente energía psíquica como para conseguir, mediante su descarga instantánea cuando así conviniese a la Estrategia A2, la mutación colectiva de incontables viryas perdidos en Siddhas inmortales. El fracaso de la Estrategia A2, y particularmente la destrucción de la élite cátara en las hogueras del Papa Druida Inocencio III, IMPIDIÓ QUE EL EGRÉGORO FUESE DESCARGADO A TIEMPO Y DESACTIVADO luego de una operación esotérica de Estrategia Psicosocial conocida como METAMORFOSIS ARQUETÍPICA. Desde entonces el egrégoro no ha cesado de alimentarse en una suerte de simbiosis tan estrecha que ha terminado por modificar de manera irreversible la conducta de los viryas perdidos "occidentales". Pero, sin el control de los iniciados Cátaros, que hubiesen "dirigido" la conducta del egrégoro, su acción ha terminado por resultar nefasta, muy lejos de inspirar aquellas bellas imágenes de la mujer hiperbórea que impedían amar a la mujer de carne. Por el contrario, el paso de los siglos, el aumento numérico de la población y ciertos procesos culturales, han modificado el perfil del Arquetipo Dama, el cual se ha convertido finalmente en un monstruoso vampiro, responsable de muchas de las neurosis que padece el virya contemporáneo. Para favorecer su entelequia ha forzado hasta la exageración la idealización de la mujer de carne consiguiendo idiotizar completamente al occidental, que ahora ha asociado al acto sexual, "el deber" de experimentar un "amor" que nadie conocía antes del siglo XIII. El virya moderno, preso en la telaraña de sentimientos y ternuras, ya no sabrá distinguir a la mujer de carne, pues subyace ahora bajo el disfraz de sus proyecciones arquetípicas. Y la mujer de carne, confundida ontológicamente por la masculinidad idiotizada de los viryas, se zafará de su control, virará erráticamente entre sus propios límites sexuales y, por último, se masculinizará ella misma, en un intento inconsciente por evitar la proyección del Arquetipo. El virya padecerá entonces un sin número de trastornos sexuales, desde la impotencia y la insatisfacción hasta la homosexualidad, ya que esta última, tan frecuente entre la población masculina actual, es el efecto de una captura permanente del yo por parte del Arquetipo Dama, quien absorbe así la totalidad de la energía disponible. Por supuesto que, luego del fracaso de la Estrategia A2, el descontrol del Arquetipo Dama ha sido capitalizado en favor de la Estrategia de la Sinarquía por los Demonios de Chang Shambalá, especialmente para reforzar la influencia colectiva de Jesús-Cristo, quien se convirtió así en un espejo perfecto para que los viryas encontraran a la imagen amada y sublimaran la energía que necesita el Arquetipo para proseguir su proceso. Claro que la imagen de Jesús se feminizó en la misma medida que la mujer de carne se masculinizó; pero ello no preocupa demasiado a la Sinarquía, puesto que no afecta a los pueblos "no cristianos", de los cuales el principal es la "raza elegida" hebrea. La acción descriptiva de los trovadores estuvo circunscripta al ámbito europeo y por eso no afectó a las comunidades asiáticas, en donde las técnicas tántricas florecieron hasta el siglo XVIII, o sea hasta el momento en que la "civilización europea" se abatió sobre el Asia y los viryas de la India y del Tíbet comprobaron asombrados que el hombre europeo no conocía a la mujer de carne. Pero el daño ya estaba causado; para "progresar" el asiático sólo tenía un camino: imitar al europeo; es decir, amar y respetar a la mujer de carne, A UNA SOLA EN LA VIDA, Y DESEAR A TODAS LAS DEMÁS, SUBLIMANDO LA ENERGÍA DE EROS. De ese modo los asiáticos perderían también de vista a la mujer de carne acabarían, salvo las tribus más herméticas, completamente idiotizados confundiendo a Kaly con la Shakti terrestre, con la Madre Tierra o Materia. A partir de esta catástrofe concluye la benéfica influencia del yoga tántrico; puesto que el mismo requiere para su realización DISTINGUIR CLARAMENTE ENTRE LA MUJER DE CARNE Y LA MUJER HIPERBÓREA. Y tal distinción, no está de más repetirlo, no podrá efectuarse "si se ama con el corazón a la mujer de carne" La imágen de Lillith (la Dama) ¡HA SIDO SUSTITUIDA POR LA IMAGEN DEL JUDIO JESÚS! y el Virya encuentra en la imagen "afeminada" "del tierno carpintero de ojos dulces" (en cuyo pecho se recostó amorosamente "El Discípulo Amado" en la noche de la última cena) un espejo en el cual mirar a la imágen de su amada ideal. "El dulce carpintero de ojos tiernos" que tan amorosa y varonilmente lavara y secara los pies a sus discípulos en la última cena. ¿Crees que es por casualidad que hubieron y hay tantos sacerdotes obispos y seminaristas católicos afeminados homosexuales? TODOS ellos han sido fagocitados por el Arquetipo Dama, seducidos y "poseídos" (como frágiles y complacientes hembritas) por el arquetipo Jesucristo, en realidad son meras encarnaciones del arquetipo dama, hace rato que ya no se refleja más un Yo noológico en ellos. EL ARQUETIPO DAMA HACE ACTUALMENTE DOS COSAS: 1- "Judaiza" al Virya y lo ajusta a la forma del tipo hebreo de Jesucristo (el esclavo perfecto absoluto). 2- "Afemina" al Virya varón y "masculiniza" a la Virya mujer, es decir: "convierte a los hombres en mujeres y a las mujeres en hombres". DE MAS ESTA DECIR QUE EL ARQUETIPO DAMA CREADO POR LOS CATAROS Y ACTUALMENTE AL SERVICIO DE LA JERARQUIA BLANCA DE CHANG SHAMBALLA ES "EL DRAGON DE SODOMA" del que hablara el demonio Bera. Bien, no me interesa mayormente hablar de este "arquetipo Dama" creado por los cátaros y de aquella estrategia del Siglo XIII que fracasó. Respetado Virya que lees EMBV (El Misterio de Belicena Villca) y estudias los FSH (Fundamentos de la Sabiduría Hiperborea), si te has enamorado varias veces en tu vida y has sido correspondido, si la mujer de la que te enamoraste ha sido alcanzable y alcanzada por tí, entonces has acompañado al pasú (al que Tú estás encadenado) en su enamoramiento vulgar, has sido fagocitado por el arquetipo mujer, un Símbolo Sagrado. Pero, si te has enamorado alguna vez de una mujer que para tí siempre resultó inalcanzable y que nunca pudiste tener por estar ella casada o por cualquier causa por la que resultaba inalcanzable-inaccesible (acrecentándose así el deseo) Y SI ESO HA OCURRIDO REGULARMENTE REPETIDAS VECES EN TU VIDA CONSTITUYENDO "UN PATRON HISTORICO" entonces has estado bajo la acción del Arquetipo Dama y si no te has afeminado y convertido en homosexual ha sido porque Tú , (ese reflejo de un Espíritu cautivo) has sido extraordinariamente fuerte. Ahora cuando te sientas irresistiblemente atraído hacia una mujer inalcanzable que no puedes tener recuerda que NO EXISTE TAL COSA COMO "ESA MUJER" (es sólo una muñeca de carne movida a "control remoto" desde el astral por el Arquetipo Dama) RECUERDA que se trata del ARQUETIPO DAMA que desde el astral te dice: "mírame" como la Reina Mab a Merlín. Como Hombre de Piedra, el Elegido resurrecto tendrá un Corazón de Hielo y exhibirá un Valor Absoluto. Podrá amar sin reservas a la Mujer de Carne pero ésta ya no conseguirá jamás encender en su corazón el Fuego Caliente de la Pasión Animal. Entonces buscará en la Mujer de Carne, a aquella que además de Alma posea Espíritu Increado, (EMBV pag. 61) Podrá amar sin reservas a la Mujer de Carne (podrá copular-aparearse con ella) pero ésta ya no conseguirá jamás encender en su corazón el Fuego Caliente de la Pasión Animal (no se enamorará jamás de ella). Cabría preguntar: ¿Y para qué diablos un hombre de piedra al que ya le es imposible enamorarse, al que le es imposible caer en el enamoramiento vulgar del pasú , que ha vencido al Símbolo Sagrado llamado "arquetipo mujer" o "ánima" y que además es impermeable a la acción del Arquetipo Dama, para qué diablos un hombre así llevaría a cabo un "acto animal" más inferior aún que el enamoramiento que acontece a nivel del corazón, a nivel del cuerpo emocional, un acto inferior que acontece en la esfera puramente instintiva? ¿Cómo un hombre así "sucumbiría" a un instinto puramente animal tendiente a nada más que a continuar la especie, solamente para experimentar un ilusorio placer o falsa felicidad del pasú? Respuesta: - NO HACE ESO- Entonces buscará en la Mujer de Carne, a Aquella que además de Alma posea Espíritu Increado (utilizará a la mujer de carne, si conviene a su estrategia, para seguir la vía tántrica de liberación y transmutación, en el maithuna del ritual de los cinco desafíos, por ejemplo). Observaciones: Una Virya despierta no es necesariamente una mujer kally. Una mujer kally no es necesariamente una Virya despierta. Una mujer kally refleja a un Espíritu Hiperbóreo Cautivo, pero ese Espíritu Hiperbóreo reflejado no es necesariamente un "Espíritu Hiperbóreo Femenino" (una mujer kally no es necesariamente una "Valkyria encarnada", estas últimas, si es que en realidad existen, deben ser rarísimas de ver, contadas con los dedos de una mano). BUSCA TU VERDAD. Esperamos tus comentarios y sugerencias, hasta el próximo post. http://kristosluz.blogspot.com.es
Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de LeyCósmica para agregar comentarios!

Join LeyCósmica