El tercer ojo y Planilandia

Saludos a todos. Este es mi primer artículo del Blog de Ley Cósmica. Hoy compartiré una de las muchas interpretaciones que se le puede dar al concepto de tercer ojo. Todo viene a raíz de haber leído Planilandia, un libro que se escribió en el siglo XIX y que aún sigue dejándonos maravillados. Aprovecharé la manera en que se describen las multidimensiones en el libro de Planilandia para explicaros lo que el tercer ojo puede significar.

                Tenemos delante de nosotros a Planilandia, un mundo plano. Sus habitantes, formas geométricas, se mueven hacia adelante, hacia atrás, a los lados y en diagonal, pero nunca hacia arriba o abajo. Son habitantes de la segunda dimensión. No le digas a un habitante de Planilandia que mire hacia arriba o hacia abajo, porque le resultará imposible, queda fuera de su rango de percepción. Nosotros podemos observar a estos seres desde arriba; vemos círculos, triángulos, cuadrados, pentágonos… Lo que nosotros llamamos su superficie, para ellos es su interior. Estos seres solo perciben a los demás como líneas negras. Por lo tanto, sólo necesitan un ojo para poder orientarse en su entorno. Nosotros tenemos dos ojos para poder percibir nuestro espacio en tres dimensiones. Si un ser de tercera dimensión, una esfera por ejemplo, entrara a Planilandia, los demás verían un punto que surge de la nada que se va transformando en línea. Les sería imposible captar la totalidad del objeto.

                Ahora podemos echar una ojeada a Línealandia, el mundo de una dimensión. Sus habitantes no tienen ojos, no los necesitan, y si pudieran verse unos a otros sólo verían un punto. La manera que tienen de percibirse es a través de la voz y el oído. Sólo pueden moverse hacia adelante y atrás. Todos viven en la misma línea y se pasan toda la vida con los mismos vecinos, a no ser que tengan hijos. Un habitante de Planilandia podría observar la línea que forma el ser de Línealandia y que para éste último sería su interior.

                Y ahora llegamos a la dimensión cero, el punto. El punto sólo se experimenta a sí mismo. Me recuerda mucho al origen descrito en la Sabiduría Hiperbórea, a la patria del Espíritu. Si te acercas a un punto puedes escucharlo hablar consigo mismo e incluso un habitante de Línealandia sería capaz de oírlo.

                La primera dimensión se forma cuando el punto se desplaza hacia una dirección, creando una línea. La segunda se crea cuando la línea se desplaza hacia un lado, creando un cuadrado o superficie. La tercera dimensión se forma cuando el cuadrado se desplaza hacia arriba, creando un cubo o espacio. Por lo tanto, la cuarta dimensión es creada por el movimiento de la tercera dimensión. Esto es algo que nosotros llamamos tiempo, pues el tiempo no es más que movimiento en un espacio. Las agujas del reloj se mueven. Pero quizá no sólo sea eso, y la cuarta dimensión sea un espacio desde el que se puede contemplar la totalidad de nuestra dimensión desde todos los ángulos.

                Ahora es momento de recapitular:

               -Los habitantes de dimensiones superiores pueden percibir el interior de los seres de dimensiones inferiores y la totalidad de su mundo.

               -Las dimensiones superiores se crean con el movimiento de la dimensión anterior.

               -Si estamos en una dimensión superior necesitamos un número superior de ojos.

               Y es aquí cuando llegamos al asunto del tercer ojo. He aquí la explicación de por qué el tercer ojo aumenta nuestras percepciones. ¿No será acaso que este tercer ojo nos ayuda a percibir la cuarta dimensión? ¿No será que esta triangulación nos permite abarcar el espacio que queda fuera de nuestro rango? ¿No será este ojo un ojo interno que permite ver nuestro interior? ¿No será que el hecho de ver el aura es una forma de ver el interior de los seres de tercera? ¿No será que los entes que se materializan están en una dimensión que nosotros no podemos percibir? ¿Estos seres pueden moverse a través del tiempo? ¿Cómo serán las dimensiones de quinta y superiores? ¿Tendrán más de tres ojos  o perciben su entorno a través de un sentido que nosotros no podemos comprender? Si hay seres que nos observan desde fuera y pueden saberlo todo de nosotros y nuestro mundo, ¿qué papel tenemos nosotros en todo esto? ¿Y ellos?

               Bueno, compañeros, os dejo con estas interrogantes para que cada uno conciba su propias conclusiones. Si os ha gustado el tema, os invito a leer el libro de Planilandia, el cual profundiza mucho más en estos conceptos que he tratado de resumir. Hasta otra.

Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de LeyCósmica para agregar comentarios!

Join LeyCósmica

Comentarios

  • Holas hermano Adrijan!

    Me gustó mucho tu post me parece muy interesante que la teoría de que la percepción tenga que ver con los ojos. Pero me surge una duda, Odin para poder ver las runas perdió un ojo.... Yo creo que tiene wue ver más con saber percibir desde dentro sin los sentidos, que es lo que hace que experimentemos el mundo físico y le demos sentido al universo material a través de ser descubridores de entes, que de tener otros órganos para percibir las realidades y dimensiones. Luego hay otro concepto que dice que de donde vienen los Siddhas Leales no existen las dimensiones porque estan fuera del espacio y el tiempo.

    Habría que profundizar más en ello.
    Saludos!
    • Me alegra de que te haya gustado. Son temas complicados pero lo importante es reflexionar un poco.

      Lo de Odín quizá signifique que tuvo que descender de dimensión y por lo tanto perder un ojo. O quizá signifique lo que tu dices, o ambas cosas. En verdad son cosas muy similares. El tercer ojo es psíquico, esotérico, hacia adentro. En las dimensiones superiores lo interno queda expuesto. Es difícil de comprender y más difícil es de explicar.

      Lo de los Siddhas como seres extradimensionales es bastante probable. Se puede especular mucho sobre este tema. Yo tengo mi opinión al respecto. Lo que está claro es que existen seres fuera de nuestro espacio tiempo. Quizá nosotros también formemos parte de esas dimensiones pero nuestra conciencia tiene la atención puesta en la tercera. Y los viajes astrales sea cambiar de perspectiva.

      Pensar en estas cosas traen multitud de preguntas y hay que tratar de responderlas por uno mismo. Saludos!

This reply was deleted.